Semana 13: Conclusiones de las 32 franquicias de la NFL

ESPN

En una semana de sorpresas, los Philadelphia EaglesNew York Jets y Carolina Panthers perdieron ante equipos con dos victorias o menos. Los Jets permitieron que los Cincinnati Bengals finalmente sumaran su primera victoria, mientras los Eagles y Panthers tropezaron en partidos importantes para sus esperanzas de playoffs.

Por otra parte, los Baltimore Ravens mandaron una gran declaración al propinar a los San Francisco 49ers su segunda derrota, los Green Bay Packers se hicieron cargo fácilmente de los New York Giants en la nieve y los Tennessee Titans provocaron un movimiento en la AFC Sur con su victoria sobre los Indianapolis Colts. Y el jueves, los New Orleans Saints amarraron la NFC Sur con su triunfo sobre los Atlanta Falcons.

A continuación, te presentamos las conclusiones de la Semana 13:

NFC ESTE

DALLAS COWBOYS (6-6)

El propietario de los Cowboys, Jerry Jones, no hará un cambio de entrenador en jefe con cuatro partidos por jugar. No cree que separarse de Jason Garrett hará una diferencia en cómo juega el equipo, a pesar que Dallas perdió por sexta vez en nueve partidos tras caer el jueves ante Buffalo. «Creo en la redención», declaró Jones. La estrategia del dueño es más esperanza que otra cosa. Con 6-6, los Cowboys seguirán en el primer lugar de la NFC Este luego de la derrota de Philadelphia y aseguran que siguen confiando a pesar de las pruebas de lo contrario. Cuando se le preguntó por qué los Cowboys no habían enderezado el barco todavía, el mariscal de campo Dak Prescott, quien también expresó confianza en Garrett, respondió, «Sucederá». Eso es lo más cercano a una garantía que salió del vestidor. — Todd Archer

NEW YORK GIANTS (2-10)

Los Giants fueron superados en la derrota ante Aaron Rodgers y los Packers. Rodgers lanzó cuatro pases de touchdown y fue presionado en sólo cinco de las 36 ocasiones que se retrasó para lanzar, de acuerdo a las Next Gen Stats de la NFL. Esto recalcó la necesidad de los Giants de mejorar su personal defensivo, tanto en el draft como la agencia libre. Mientras tanto, los Giants cayeron por octavo partido consecutivo a medida que la presión se acumula sobre Pat Shurmur y compañía. Shurmur dijo que está «muy consciente» que al final será juzgado por victorias y derrotas, pero la gente cambiará lo que piensa de ellos y de él cuando ganen partidos, algo que no están haciendo en este momento. Eso está provocando frustración, como lo demostró el esquinero Janoris Jenkins expresando inconformidad por su papel después del partido. Jenkins no ha recibido la tarea de seguir a los receptores abiertos N° 1 en semanas recientes y no siguió al receptor estelar de los Packers, Davante Adams (dos touchdowns) el domingo. — Todd Archer

PHILADELPHIA EAGLES (5-7)

La derrota de los Eagles ante los Dolphins el domingo fue la peor en la era de Doug Pederson. Es el tipo de derrota que tiene la capacidad de romper un vestidor y una que pondrá a prueba el grupo de liderazgo de este equipo con cuatro partidos por jugar. Frente a un equipo de Miami que tenía dos victorias y con un camino despejado hacia el título de la NFC Este frente a ellos, los Eagles se ahogaron. La buena noticia es que los Eagles (5-7) siguen sólo un partido detrás de los Cowboys (6-6) y, con un partido contra los Cowboys en casa por delante, de alguna manera todavía controlan su propio destino. Podrían terminar como campeones divisionales, pero después de una derrota así, es difícil pensar que merecen serlo. — TimMcManus

WASHINGTON REDSKINS (3-9)

Derrius Guice tiene capacidad para romper los partidos, él y Adrian Peterson pueden ser un buen monstruo de dos cabezas. Guice se escapó en acarreos de 60 y 37 yardas, mostrando explosión, arrollando defensivos e incluso alejando con el brazo al apoyador Shaq Thompson. Corrió para dos touchdowns y ha encendido la ofensiva en las últimas tres semanas. Guice da a los Redskins otra posible piedra angular para el ataque, con el mariscal de campo Dwayne Haskins y los receptores abiertos Terry McLaurin and Kelvin Harmon. Es lo que los Redskins necesitaban ver en una temporada perdida. Y eso al menos les da un nivel de esperanza que tienen piezas ofensivas que tal vez no existían hace dos semanas. — John Keim

NFC NORTE

CHICAGO BEARS (6-6)

El mariscal de campo de los Bears, Mitchell Trubisky, jugó su mejor partido de la temporada. Es fácil separar el puñado de errores que cometió Trubisky contra los Lions. Sí, Trubisky necesitaba correr en línea recta y no rebotar hacia afuera en tercera y corto cerca del final de la primera mitad. La temporada pasada, Trubisky probablemente se hubiese lanzado por el primer intento. Esta campaña, debido a lesiones en el hombro y la cadera, no es tan sencillo. Trubisky también lanzó una mala intercepción en un balón dirigido a Allen Robinson. Sin embargo, completó 29 de 38 pases para 338 yardas, tres touchdowns y una intercepción, y guió a Chicago en su serie de la victoria. Los Bears tomarán esos resultados cualquier día de la semana. — Jeff Dickerson

DETROIT LIONS (3-8-1)

Los Lions todavía no han descubierto cómo ganar. Han pasado dos tercios de la temporada y los Lions están en el mismo lugar que estaban hace dos meses. Como dijo el entrenador en jefe Matt Patricia, están tratando de «romper lo que nos está deteniendo en este momento y aplastarlo para que podamos tener esto en marcha». Excepto que Detroit no ha hecho eso y son diferentes versiones de la misma historia cada semana, una ofensiva que juega lo suficientemente bien para ganar y una defensiva que falla en los momentos clave. Cinco derrotas consecutivas han terminado la parte significativa de la temporada de Detroit y el próximo mes podría determinar cómo serán las cosas en el 2020 y más allá. — Michael Rothstein

 

GREEN BAY PACKERS (9-3)

Puede ser una mala señal que les tomó a los Packers hasta el último cuarto para finalmente alejarse de los Giants, sin embargo, el entrenador en jefe Matt LaFleur no lo vio de esa manera. No después de un partido bajo la nieve en el MetLife Stadium que lució más apretado que el marcador final. LaFleur señaló que le dijo a su equipo, «‘Oigan, hay un excelente clima para Green Bay aquí’. Entonces creo que aceptaron eso. Creo que les gusta jugar en este tipo de condiciones y nuestros chicos hicieron un buen trabajo con eso». — Rob Demovsky

NFC SUR

ATLANTA FALCONS (3-9)

El mejor movimiento que hicieron los Falcons el jueves por la noche fue mantener a Julio Jones fuera de la alineación por una lesión en el hombro. Aunque los Falcons tenían poco por qué jugar con la postemporada esencialmente fuera de alcance, tenían que ser conscientes del futuro de su mejor jugador. Los Falcons obviamente no fueron los mismos a la ofensiva sin Jones en el campo. Matt Ryan no tuvo su red de seguridad en el campo. Y los Saints pudieron centrar su atención defensiva en frenar a Calvin Ridley como su objetivo principal. Ahora vamos a ver si los Falcons siguen siendo precavidos con Jones en el futuro. — Vaughn McClure

CAROLINA PANTHERS (5-7)

En algún lugar el dueño de los Panthers, David Tepper, está furioso. Odia perder y por tercera vez esta temporada, Carolina (5-7) cayó en casa ante un equipo con récord perdedor, y la derrota ante Washington, que sólo tenía dos triunfos, fue la peor. Fue el cuarto descalabro consecutivo y acabó con cualquier posibilidad remota que los Panthers pudiesen haber tenido de llegar a los playoffs. Aumentará la especulación que el entrenador en jefe Ron Rivera y el gerente general Marty Hurney serán despedidos después de la campaña. Si necesitan una estadística reveladora, los Panthers permitieron 248 yardas terrestres ante un equipo de Washington que estaba promediando 85.9 yardas terrestres por juego. Si alguna vez hubo una estadística que indica que un equipo ha renunciado, es esta. — David Newton

NEW ORLEANS SAINTS (10-2)

Los Saints se convirtieron en el primer equipo en amarrar un lugar en los playoffs esta temporada. Y tuvieron que vengarse en la noche de Acción de Gracias luego de su terrible derrota ante los Falcons hace 18 días. Sin embargo, estuvieron lejos de ser perfectos, gracias a otra lluvia de castigos, algunos pases dejados caer y la sorpresiva incapacidad para recuperar patadas cortas. Necesitan una actuación más limpia si quieren apuntar a terminar como el sembrado más alto, con un partido crítico en casa contra los 49ers en la Semana 14. — Mike Triplett

TAMPA BAY BUCCANEERS (5-7)

Una semana después que la ofensiva acumuló 446 yardas en la victoria sobre los Falcons, los Falcons confiaron en su defensiva para derrotar a los Jaguars. Anotaron tres touchdowns en entregas de balón de Nick Foles en la primera mitad y frenaron la reacción en la segunda mitad del mariscal de campo Gardner Minshew II. Los Bucs ahora han registrado 11 capturas en las últimas dos semanas y 29 puntos han salido de entregas de balón. Fue otro paso en la dirección correcta para una defensiva que, hasta hace dos semanas, había estado permitiendo 31.3 puntos por partido, la cifra más alta de la liga. — Jenna Laine

NFC OESTE

ARIZONA CARDINALS (3-8-1)

Los Cardinals jugaron, tal vez, su peor partido de las últimas dos temporadas y eso es decir algo, considerando que terminaron 3-13 la campaña pasada. Por primera vez este año, el entrenador en jefe Kliff Kingsbury dijo que no creía que Arizona compitió. Los Cardinals han perdido cinco partidos consecutivos y el resto de la temporada no se vuelve más sencilla, con Pittsburgh visitando Arizona el próximo fin de semana. Existe una posibilidad real que los Cardinals pierdan nueve partidos en fila para cerrar la temporada. — Josh Weinfuss

LOS ANGELES RAMS (7-5)

Los Rams mostraron su resiliencia en domingo, recuperándose de una derrota desmoralizante ante los Ravens para dominar a los Cardinals. El mariscal de campo Jared Goff lanzó para 424 yardas y dos touchdowns para romper una racha de tres derrotas consecutivas en la que no lanzó un solo pase de anotación. Los Rams ahora cambiarán su atención al partido de «Monday Night Football» entre Seahawks y Vikings. Comenzarán a estudiar a los Seahawks para su partido de la Semana 14 y esperarán una derrota de los Vikings, que siguen dos juegos por delante en la carrera por un boleto de comodín. — Lindsey Thiry

SAN FRANCISCO 49ERS (10-2)

Los 49ers perdieron ante los Ravens, pero mostraron nuevamente que pueden enfrentarse mano a mano con cualquiera en la liga. Y si pueden arreglar algunos de los errores corregibles que cometieron el domingo, pueden vencer a cualquiera de los rivales que les quedan en el calendario o en los playoffs. «Definitivamente enfrentamos a un equipo realmente bueno, pero estuve realmente contento con nuestros muchachos y cómo jugaron», señaló el entrenador en jefe Kyle Shanahan. «Tuvimos muchas oportunidades para ganar este partido. Nos quedamos un poco cortos al final. Hay que darles crédito. Con suerte, podemos ganarnos una oportunidad para quizás tener la oportunidad de enfrentarlos en otro momento». Otro partido importante contra New Orleans espera la próxima semana mientras los Niners intentan recuperarse. — Nick Wagoner

AFC ESTE

BUFFALO BILLS (9-3)

Los Bills pueden vencer a buenos equipos, también. La mayor parte de las críticas contra Buffalo se centró en sus siete victorias contra equipos con récords perdedores y la falta de una victoria destacada. La etapa de la temporada regular no tiene más brillo que jugar el Día de Acción de Gracias en Dallas y los Bills tuvieron su mejor actuación, aunque ellos no lo ven como una victoria que sea una declaración. Con 10 días para prepararse para los Ravens en la Semana 14, Buffalo cree que simplemente cumplió con sus expectativas. «No es un juego de declaración, esta sólo es otra semana en la tierra de los Buffalo Bills«, señaló el ala defensiva Jerry Hughes. «Esto es lo que hacemos, esto es lo que la [Bills] Mafia espera que hagamos». — Marcel Louis-Jacques

MIAMI DOLPHINS (3-9)

Los Dolphins están en buenas manos con Brian Flores. El entrenador en jefe de primer año de Miami ha mostrado consistencia frente a la adversidad y sus jugadores han intentado replicar ese mismo ambiente. Los Dolphins no tienen el talento para vencer a los mejores de la NFL cada domingo, pero nunca renuncian y eso se demostró en la victoria del domingo sobre los Eagles. Flores ha comenzado a construir una cultura que parece perfilarse a ser bastante sólida cuando estén listos para competir por los playoffs. — Cameron Wolfe